Loading...

lunes, 6 de diciembre de 2010

Un policía denunciado por compartir los vídeos porno de un detenido

Cuando un policía arresta a una persona no tiene derecho a mirar el contenido de su móvil ni de su casa ni demás posesiones del arrestado salvo que tenga una orden judicial. Si estás seguro de que nadie te ve y deseas desesperadamente cotillear el móvil de tu víctima, hazlo de forma que no queden rastros.

Y es que Michael Presti, un policía estadounidense, arrestó a William Vasilakos, exploró lo que pudo y más en su móvil y se encontró unos vídeos en los que Vasilakos salía practicando sexo con su mujer. Presti evidentemente quería guardar los vídeos para su uso personal en la intimidad y también quiso compartirlos con algunos de sus más íntimos amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario